Es una planta bastante rustica para cultivar. Cuenta con 60 especies aproximadamente y es uno de los géneros que más híbridos posee.

UBICACIÓN
Necesita mucho sol directo exceptuando el de los periodos estivales y cuando esta con floración. Por lo general el sol de la mañana sería aconsejable. Nunca dejar la planta sobre el piso, siempre colocar algún elemento para tener elevada a la misma.

TEMPERATURA
Estas plantas resisten temperaturas muy bajas pero no las heladas siendo las ideales entre los 15º a 30º C. se recomienda en el verano tener una diferencia térmica entre el día y la noche entre 10º a 12º C.

RIEGO
En invierno regar en forma abundante pero siempre dejando drenar el agua, y no volver a regar hasta que el sustrato este prácticamente seco. En verano dejarlo húmedo pero no encharcado.

FLORACIÓN
La floración se produce, según la variedad, durante los meses de abril a noviembre, perdurando la flor durante un lapso que oscila entre los 30 y 60 días.

FERTILIZACIÓN
La misma debe realizarse de agosto a diciembre cada 15 días con producto equilibrado soluble de agua, siendo las indicaciones que figuran en el marbete. A diferencia de las otras orquídeas, este género necesita más fertilizante. Lo ideas es 1 gr. por litro de agua.

HUMEDAD
Esa orquídea requiere una humedad ambiente del 50 – 80%.

TRASPLANTE
Se puede transplantar cuando la maseta esté colmada de pseudobulbo y el sustrato puede ser corteza de pino, carbón o una combinación de ambos. El trabajo se realiza preferentemente después de la floración y cada 2 o 3 años.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.